lunes, 19 de diciembre de 2016

¿Es bueno para los niños aprender Animación?

La enseñanza de la animación  se puede utilizar como un estilo original educativo para estimular a niños y adolescentes, en su desarrollo. Para empezar, la palabra “animación” viene del latín “animatio - onis” y significa  “Dar vida”.

Hoy queremos hablarles un poco más sobre nuestra manera de entender la utilidad de aprender haciendo  animaciones y sobre nuestra iniciativa educativa. En nuestros cursos apostamos por utilizar la “imaginación” como principal herramienta pedagógica más para la educación de los niños a través del dibujo animado realizando con sus propios útiles escolares, lápiz y papel.
 Primero, se plantea el curso como un mini proyecto de animación educativo que contempla: concretar objetivos, establecer los medios para llegar a las metas, considerar distintas opciones y coordinar todo el conjunto a través de distintos ejercicios lúdicos. 
Un mini proyecto de animación   contempla distintos conceptos pedagógicos y abarca todo tipo de materias desde la Música, la actuación, la oratoria, la Literatura, la Cultura, las Bellas Artes,  la Historia, la Geografía y aunque parezca increíble hasta las Matemáticas.
Nuestras clases de animación están bien estructuradas y recurren al protagonismo de los participantes, les hace sujetos activos, apela al sentido crítico y toma en cuenta el proceso creativo de cada persona, se trata que los estudiantes a ser responsables de su propio crecimiento. Por supuesto, todo eso requiere  contar con un profesor animador bien experimentado y formado.

Hablemos de algunas de sus ventajas…Para empezar, el factor “tiempo”: los niños aprenden el concepto “tiempo = valor”. Estudian luego de clases del colegio, (en tiempo de colegio) mientras adoptan la rutina de estudiar una carrera de animación. Queremos proponer a los padres la posibilidad de sacar partido al tiempo libre del cual disponen los niños en las tardes poniendo a su alcance unas clases relajantes y divertidas que aumentaran su concentración y sus habilidades psicomotrices. Este tiempo de ocio nos parece muy valioso, ya que cuando los niños van aprendiendo animación se distraen y quedan  algo
más descansados y más predispuestos a estudiar.
En las vacaciones el mini proyecto de animación para cada niño representará en estas circunstancias un elemento interesante para fomentar su interés  en actividades que, sin dejar de ser lúdicas, vienen a complementar lo que van aprendiendo en otros ámbitos, otra manera de aprovechar el tiempo y canalizando  sus energías de forma creativa.
Además,  en este periodo corto  los objetivos del proyecto de animación se trabajan en función de la edad de los niños y se les motiva a que lo puedan realizar en cualquier ocasión para aprovechar el tiempo: tiempo libre, una tarde de feriado,  etc.
Lo segundo ya lo hemos medio planteado: animar su corto tiene lugar en un momento de ocio y recurrimos al juego como herramienta para enseñar. Leemos a menudo que los niños aprenden jugando. En realidad, todos aprendemos mejor cuando aprender se vuelve divertido y nos interesa la temática.  Dividimos nuestras animaciones en diferentes tipos: como crear un superhéroe de que los ayude a ellos, a su familia o a su comunidad. Representar sus sueños, sus cuentos, alguna anécdota.

Una metodología participativa A través de  distintos juegos y técnicas les ponemos en situación: son los actores del corto y deben interpretar a sus personajes, forma de caminar, mímica, voces, etc.,y así , participan en diversas experiencias, deciden sobre el desarrollo de las mismas y aprenden de manera significativa. Puesto en práctica, los niños aparte de hacer algo diferente en su tiempo libre, adquieren conocimientos que no siempre se dan en el colegio o en la educación reglada, así amplían su cultura general e intereses.
 Otro factor, que a nuestros ojos es uno de los más importantes de la animación, es que aprenden a expresarse libremente: les escuchamos y su opinión cuenta, expresan sus opiniones, y abrimos un espacio de diálogo y respeto para juntos discernir sus ideas y materializarlas en base a hechos.

Dar rienda suelta a su imaginación. 
Potenciamos su creatividad sin imponer límites, aprenden a tener iniciativa y ser responsables dirigimos la actividad desde el acompañamiento de la persona y no de la imposición. Como resultado directo,  los niños en una situación cómoda, sin espectador,  se abren más con el animador, se quitan la vergüenza y dan rienda suelta, tanto a sus ideas como a sus emociones y su necesidad curiosa de entenderlo todo, a través de preguntas, a veces, cada cual las más sorprendentes.

¿Porque A tu niño le conviene aprender animación? Esta metodología  se aleja   del modelo pasivo  hacia un modelo más participativo centrado en los intereses de los niños y más acorde con nuestros tiempos. Educar con la animación es animar a las personas a despertar sus intereses, saciar sus inquietudes, dar vida a nuevas posibilidades y ayudarles a crecer desde la autonomía del aprendizaje, transformándoles en educadores de sí mismos.
Estamos en vacaciones. Para One to one studio en esta temporada los más importantes son los niños, por eso ofrecemos un curso de animación creado para ellos para que los niños participen y pongan a volar su imaginación. No dejen  de matricular a sus niños, que  desarrollaran su potencial más creativo,  aprenderán paso a paso los detalles para crear un personaje, recrear su historia, moverlo y personalizarlo para luego mostrarlo a través de las redes.
 Los invitamos a participar en nuestro taller de animación  para su niño y para sus compañeros de colegio. Pueden participar todos los niños de cualquier edad. Anímenlos a participar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario